jueves, 21 de octubre de 2010

Abierto y Libre

En las Administraciones Públicas, lo abierto, lo libre, lo público debería ser la regla. Las administraciones no son un fin en sí mismo, ni es una tradición a conservar, ni nada parecido. Son las instituciones que deben darnos servicio, que deben ejecutar las políticas que aprobemos, que deben servir para conglomerar la opinión y la política de la sociedad. No pueden en ningún caso ser propietarios de los datos (documentos) que manejan, que sólo manejan al estar facultadas por nosotros. La transparencia administrativa y la información de la administración no es suya, es nuestra. No puede ser NUNCA una concesión, es una obligación para con nosotros, con la sociedad. Los datos públicos deben ser liberados.

 
Y dentro de esta nueva cultura, estos nuevos hábitos deben extenderse al software de fuentes abiertas, al software libre. Que no quiere decir gratuito: He dicho libre. Por eso me apunto a la propuesta de Andres Nin en Apuntes Electrónicos: Discriminación positiva del software de fuentes abiertas. Porque como dice Idoia Llano (una persona a seguir si te gusta el tema) en los comentarios, las licencias propitarias lo dificultan enormemente, cuando no lo impiden. Está claro por lo que hay que apostar, y hay que hacerlo globalmente. Los pliegos técnicos deben tener cláusulas que reflejen esta discriminación positiva, por ejemplo, como dice el post:
  • Cálculo por el licitante del total de coste del ciclo de vida de su propuesta, incluyendo costes de entrada y salida de la misma
  • En aquellos casos que se otorgue una licencia perpetua o por uso de un producto propietario, especificar el coste de lista de precios de la misma, que se añadira al total de coste del proyecto y se tendrá en cuenta en la valoración de la oferta económica
  • Un licitador podrá ofertar un producto propietario en su propuesta, pero habra de dar evidencia de que tiene en su empresa capacidades para uso de software de fuentes abiertas y que ha valorado la posibilidad de su uso para el proyecto aunque lo haya descartado
  • Las licencias de los productos si los hubiese serán validas para toda la Administración, debiendo motivarse posibles costes de licencia por usuario
  • Declaración explícita de no haber vendido previamente la solución a ninguna unidad administrativa y de haberlo hecho indicarse el impacto de la reusabilidad sobre el coste de la propuesta

 No es tan complicado lo que hay que hacer. Sólo hay que querer hacerlo. Existen ya ejemplos y servicios montados sobre datos liberados, algunos de los cuales he conocido gracias a Manuel Pereira:
Y como datos liberados, un par de ejemplos
Aparte de la gran referencia internacional: data.gov
 

 Venga, a ver si empezamos YA!
 

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails