viernes, 7 de diciembre de 2012

Por fin. Un paso en la buena direccion para los micropagos

La verdad es que tengo esto abandonado. Hace tiempo que no hago nada. Pero no quería cerrar el 2012 con el último post que hice yendo de manga corta, y como no sé como voy a tenerlo en adelante...

Pero es para mí motivo de orgullo y satisfacción comentar un buen paso, un gran paso de hecho, en la buena dirección cara a tener servicios de pago (o de cobro, según el lado del mostrador) ampliamente aceptados. Que puedas pagar cualquier cosa con tarjeta, con móvil o con lo que vaya viniendo, vaya:

La Caixa y Euro 6000 reducen las tasas a los comercios por cobrar con tarjeta

 ... porque esta es la única manera en que los sistemas de pago pueden avanzar. Que los pagos pequeños sean absorbidos por las tarjetas. Que el dinero descontrolado (no necesariamente negro) pase a controlarse. Que pagar cualquier cosa sea cómodo, y eficiente. De eliminar los arqueos de caja con chopocientas monedas. De evitar que los del banco de turno vuelvan a contarlas. De aumentar la seguridad (e incluso la higiene: he estado en algunas tiendas grandes, cuyos empleados de caja llevan guantes de látex).

Y todo eso no se impone porque las tasas de intercambio son relativamente abusivas para pagos pequeños. A saber (*Aplican varias aclaraciones, ver el final de post. El ejemplo es para resumir) :
  • 0,75% del importe cuando el pago se realiza con tarjeta de crédito. Para un pago de p.ej. 3 euros, estamos hablando de 0,03 céntimos, ya que se redondea por operación. O sea, un 1%. Pero se podría hablar.
  • 0,33 euros si el pago se realiza con tarjeta de débito. En ese caso, es donde se hace el daño. Si lo aplicamos al caso anterior, estamos hablando... de más de un 10% (0,33 sobre 3). Eso en concreto no hay comercio que lo acepte. Si el pago fuera de 10 euros, estaríamos hablando de un 3%, precio que tampoco hay comerciante que lo acepte.
... por lo que si quieres que se acepten pagos, rebaja las tasas de INTERCAMBIO (lo que el banco adquiriente del TPV paga al banco emisor de la tarjeta), que es diferente de la tasa de DESCUENTO (lo que el banco cobra al comercio al que pone un TPV), aunque lógicamente van en línea. Como en cualquier otro negocio, añades un margen a tu coste. Los márgenes que aplican los bancos, debido a la enorme competencia, son realmente bajos.

Por eso se puede pagar en autopistas con tarjeta, en todas. Por eso también en muchos parkings. Porque sus tasas son diferentes (y evidentemente, mucho más bajas sobre todo a débito). Y por eso triunfan ahí las tarjetas. Estos pasos serán los que hagan triunfar las tarjetas en cualquier otro sector.

(*) Aclaraciones:
  • Las tasas de intercambio, reguladas desde 2007, dependen fundamentalmente de la facturación del cliente (antes, del sector). Cuanto más facturas, más baja es la tasa. Las del ejemplo son las de comercios normales.
  • Hay tasas intra-sistema e inter-sistema. Hay 3 sistemas, 4B, Euro6000, ServiRed. A la larga, tienden a unificarse, y en general no hay diferencias significativas.
  • Para complicar un poco más el tema, hay sectores que tienen tasas más bajas, ya que el acuerdo de regulación de tasas contempla que en ningún caso se empeora lo que ya hubiera. Las gasolineras, p.ej., que tenían unas tasas más bajas -y todavía hoy- que el acuerdo, están por debajo de esos valores.
  • Podríamos hablar además de royalties de las marcas, tasas internacionales, marcas autoadquiridas (mercado de 3 bandas) como AMEX, etc. Es sólo por dar un ejemplo.

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails