viernes, 22 de junio de 2012

Silent Circle

Pues resulta a partir de este año, por 20 dollares de nada al mes, puedes utilizar el sistema de encriptación de tus comunicaciones que parece el más potente en este momento, lo suficiente para preocupar a cualquier agencia,  gobierno, u otros malos que hay por ahí en este mundo y que se dedican a espiar comunicaciones ajenas fuera del alcance de los jueces. "A prueba de vigilancia", lo llaman: Silent Circle.
El sistema cubre voz, SMS, correo electrónico e incluso... videoconferencias! Es una app que te puedes bajar al móvil o descargar a tu PC. Evidentemente, sólo funciona entre gente que esté en el sistema.  "Tengo que poder susurrar en tu oído... aunque esté a miles de kilometros de distancia" (esto parece ser un mantra para Zimmermann).
Esto lo han hecho... Phil Zimmermann (el de PGP; su página oficial es esta) y alguno de los muchachos de su equipo, juntándose con expertos en seguridad física de... la Navy SEAL. Peliculero a tope, no digáis que no.


Como hay una parte del sistema que requiere un servidor (aunque la mayoría del trabajo lo hace el software en el dispositivo), la empresa ha investigado cuales son los mejores países para albergarlo, estudiando atentamente su legislación sobre privacidad y similares. El Top 3: Suiza, Islandia y Canadá. Un país avanzando es siempre un país avanzado. Aquí pretendemos serlo comportándonos como paletos. Ese es nuestro problema.

Phil Zimmermann ya revolucionó el mundo de la seguridad de las comunicaciones en 1995, y ya tuvo que vérselas con varias agencias USA por poner a disposición de cualquiera un potentísimo sistema de encriptación asimétrica, que permitía recuperar una manera de hablar que siempre le encantó: Si hace 200 años te ibas a un paraje lejano, ahí podías hablar tranquilamente y nadie podía interceptar tu conversación. Este objetivo le representó desde líos con el FBI, vigilancia de la NSA, demandas por violar una ley que prohibe exportar tecnología de encriptación... Pero afortunadamente, todo salió adelante. PGP intentaba recuperar esto finalizando el siglo 20. En el 21, tenemos ahora una plataforma mucho más poderosa, en la que además no puede haber publicidad porque no respetaría la privacidad necesaria.

vía The Register

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails